Crónica reunión de tejedores online.

Crónica reunión de tejedores online.

julio 13, 2020 0 Por Siona

Podría hablar largo y tendido de cómo fueron estos meses en casa. Pero solo diré que gracias a las nuevas tecnologías, Madrid Knits se convirtió en algo mas que un grupo de tejedoras y tejedores en la ciudad, porque hemos ampliado el foro incluso a Inglaterra pasando por Cataluña, Andalucía, Cuenca, …

Día tras día compartíamos nuestras inquietudes, nuestras alegrías y también nuestras tristezas y miedos. Aunque, sobre todas las cosas, lana, mucha lana.

Hemos hecho proyectos conjuntos, hemos tejido y destejido el mismo chal una y otra vez, hemos sacado las agujas para que nuestra mente dejara de dar vueltas.

Porque para todos este momento que nos toca vivir está siendo duro, pero para las tejedoras y tejedores quizás un poquito menos ya que esta afición nos hace disfrutar en grupo.

¿Qué tenemos en las agujas? Y la pregunta que hice a día de hoy ¿qué echas de mas y de menos de la cuarentena?

Petinga Vinagrillo Madrid Knits

Petinga Vinagrillo desde Cuenca:

Si te digo la verdad, a mi no me ha faltado nada al tejer durante el confinamiento. Sí que eché de menos mis talleres con las tejedoras total pro, pero mi necesidad de grupo tejeril, relaciones sociales y compañía y charla variada, la habéis cubierto con creces en Madrid Knits, y te agradezco y agradezco mucho al grupo, el haberme incluido y formar parte de él.  

Mis patrones: 

Nuestro querido Chal María con Cuore de AdR lanas
Estuary shawl de Tin Can Knits con seda Madragoa de Rosarios 4

Marga Madrid Knits

Marga desde Tarragona:

Mi armario de verano con muchos de los proyectos tejidos junto a vosotras durante las reuniones:

Se ven: SkullyTee de Lehandmade, ChalDrakarys de Siona ChalÀ de Araña Tejedora, un par de Tops Amelia y Tops Manila de Susimiu, todo a ganchillo.

El proyecto que tengo actualmente en mis agujas (primer proyecto en circulares) es el ChalBurbujas de Petinga Vinagrillo. Tejido con algodones de AdR lanas.

Gracias al confinamiento tengo un motivo más para visitar Madrid y poder tejer con vosotras en persona.

Echo de menos el silencio que se oía durante los días más duros pero no me gustaría volver a esos días.

lemon knit madrid knits

LemonKnit desde Madrid:

En proceso camiseta greco de pompom magazine.

Terminado jersey de Nurtured by Andrea Mowry con schachenmayr cosy wool.

La verdad es que no echo nada de menos del confinamiento… Y me sobra el colegio de las niñas. Que condena por favorrrr.

david tricot madrid knits

David Tricot desde Madrid:

Proyecto terminado: camiseta con El Algodón de Puf de AdR, sin patrón, cogiendo ideas de aquí y de allá.

En mis agujas: muestras con puntos para otra camiseta, esta vez con Kalima de AdR, utilizando puntos de libro A Treasury of Knitting Patterns de Barbara G. Walker.

¿Qué echo de más y de menos del confinamiento? Nada. Para mí ha sido una etapa para olvidar, y a la que espero que no tengamos que volver.

Patricia madrid knits

Patricia desde Segovia:

Estoy terminando el Ranunculus de Midori hirose. Tejido con crisantemo de Rosascraft. Estoy usando los preciosos marcadores de ovejas que hace artesanalmente @piropocraft

También estoy participando en el kal de chal burbujas de petinga vinagrillo. Tejido con artcotton y naturcotton de AdR Lanas.

No echo de menos el no poder salir ni a un paseo, ni al súper, ni na de na.

Echaré muchiiiiisimo de menos teletrabajar a diario. Y tener mucho más tiempo para tejer.

Beatriz Madrid Knits

Beatriz desde Madrid:

Ahora mismo tengo el top amelia de Susimiu con lino de 3 cabos de casasol.
Y de lo primero que pasó por mis agujas en cuarentena y en la vida la azahar tee de alimaravillas con pyma de wak .

Echo de menos el tener días enteros de tejer.

Y echo de más… El poner el despertador de nuevo porque odio madrugar.

Izaskun desde Madrid:

En mis agujas el chal Burbuja con algodón AdR.

Pues de la cuarentena echo de menos las tardes de reunión por zoom con todas las tejedoras y tejedores.

No echo nada de menos el encierro obligado y la incertidumbre de esos días.

Nela Madrid Knits

Nela desde Cambridge, Inglaterra:

Terminado el pelele que le hice a Olivia de creative atelier

Y ando intentando hacer el Bloomsbury a la vez q termino el proyecto en el telar, pero voy a 2 puntos al día.

En Inglaterra seguimos sin poder quedar (unas fases más atrás que España) así que aún echo de menos que los peques jueguen con otros peques. Aún no hay restaurantes, ni pubs, me falta el salir a pasear.

Echo en falta las llamadas constantes de familia y amigos y chistes por chat. Se nota q van volviendo a la nueva normalidad.

Sole desde Madrid:

Te mando foto del Gaerup Swetaer de Camila Vad. Lanas Drops Karisma y Lima, y Cascade 220. Lo terminaré cuando pase el calor.

La otra foto de algo terminado es el Glacier Park Cowl de Caitlin Hunter con lanas Rowan Alpaca Classic

Del confinamiento echo de menos el silencio que había en mi barrio, sin coches ni ruidos de obras, ni contaminación. Se respiraba infinitamente te mejor. El poder estar en casa haciendo manualidades varias, sin los quebraderos de cabeza del trabajo.

De mas…. la ansiedad, el miedo y la incertidumbre que ha provocado la pandemia. Los 10 días de absoluto encierro y paralización del país fueron muy agobiantes. También acabé saturada de tanta compra online, de no tener la libertad de salir y hacer mis cosas con normalidad cuando hace falta, sin tener que hacer previsión a una semana vista. Y, por supuesto acabé harta del resistiré!!! No lo quiero volver a oír en mi vida.

Siona desde Madrid:

Proyectos terminados: mas de los que pensaba la verdad. Entre otros:

Balta de Gudrun Johnston con Lino raw de VegaKnits

Bloomsbury by Svetlana Volkova con Indus de AdR Lanas

En las agujas: Tecumseh by Caitlin Hunter con Katia Concept Cotton Alpaca y Silk Degradé.

¿Qué echo de menos y que de más?

De menos les aseguro que no echaré el resistiré. Me acabó taladrando la cabeza de tal manera que dejé de salir a agradecer al balcón a los sanitarios y todos los demás trabajadores que nos cuidaron tanto y tan bien durante la cuarentena. Y que, a día de hoy, lo siguen haciendo.

Me pregunto si, con lo inconscientes que somos ahora, seguiríamos aplaudiéndoles o, por el contrario, habría que pedirles perdón.

Echo de menos el silencio. Sobre todo por las noches.

Echo de más lo que he comentado antes, la falta de empatía de la gente.

Esperamos de corazón que estén todos bien. Como imaginarán las reuniones presenciales siguen aplazadas hasta que la situación pueda permitir juntarnos a compartir esta tan bonita afición que tenemos en común.

Mientras tanto ¡nos vemos en las ondas! digo en las redes …

pd: conste que falta gente en esta crónica … a medida que me vayan llegando los proyectos los iré subiendo.