487.-Crónica 447ª Reunión oficial de Tejedores Madrid Knits (viernes, 22 de septiembre de 2017)

487.-Crónica 447ª Reunión oficial de Tejedores Madrid Knits (viernes, 22 de septiembre de 2017)

Crónica escrita y fotografiada por Cris F.

Por muy dura o ajetreada que nos esté resultando la semana, sabemos que llegará a su fin, y mientras van pasando los días y lidiamos con los problemas cotidianos, tenemos la certeza de que el viernes por la tarde habrá reunión de Madrid Knits en el Starbucks y que durante unas horas podremos despejar la mente y disfrutar de la compañía de buena gente que comparte nuestra afición por las labores.
Mientras hacemos punto, ganchillo o cualquier otra manualidad que nos tenga ocupadas en ese momento…
  
…charlamos un poco de todo, nos reímos juntas y nos contamos nuestras cosillas; puedo decir que cada vez hay más confianza entre nosotras y  que nos hemos convertido en buenas amigas…

…que se mantienen en contacto incluso entre semana a través de WhatsApp, Facebook o cualquier otra vía. Y eso es lo que yo, personalmente, más les agradezco a estas reuniones semanales. A través de ellas he podido conocer a chicas majísimas, y ya no querría volver atrás nunca más.
El pasado viernes no fue diferente… bueno, un poco diferente sí que fue, porque por primera vez se unió a nosotras Melanie, una chica alemana muy agradable que ha venido recientemente a Madrid para estudiar paleontología.
Empiezo la crónica con Melanie, pues. Se pasó la tarde trabajando en una chaqueta de invierno que se está tejiendo. Según sus propias palabras, se sintió muy bien acogida y estaba deseando que llegara la próxima reunión:
A ver si la próxima vez nos desvela un poco más y nos dice si está siguiendo algún patrón en particular y qué lana está usando. Lo que llevaba tejido, desde luego, tenía muy buena pinta, con un punto aparentemente sencillo pero resultón.

João había terminado un calcetín y dijo que ese fin de semana terminaría el otro. No estaba muy contenta con el rematado que le había hecho; aunque era muy elástico (tal como ella quería), no terminaba de gustarle y estaba considerando deshacerlo y hacerlo de nuevo:

Me encantan los colores; son muy alegres sin resultar chillones. Habrá que tomar nota de la lana, por si acaso (King Cole Zigzag New en color Wacky).

Elena S. siguió con las tiras de ganchillo que está haciendo desde hace algún tiempo para su jersey, pero tenía un problemilla. Creía que iba corta de lana, y ésta al parecer está agotada, así que pidió consejo a las expertas, según ella, para ver cómo bloquear las tiras y hacerlas más grandes. Quizás así la lana le alcanzase, después de todo:

Ay, con las ganas que tengo de ver acabado ese jersey con una construcción tan original… a ver si Elena lo puede terminar pronto y le queda como ella espera, para poder seguir con otro jersey que tiene empezado.

Pilar seguía con su costura; esa semana había hecho un vestido para Olga (su nuera) de una tela comprada en Venecia nada menos que en el año 1972, pero cuyos dibujos están ahora de plena actualidad. Pilar siempre nos deja con la boca abierta. Ya quisiera yo tener una suegra como ella, que no tiene pereza y siempre está haciendo algo para su nuera, para su sobrina o quien sea… casi nunca lo hace para ella misma. Además, debe de tener en casa verdaderos tesoros como esta tela tan espectacular de hace tantos años que acaba de convertir en un precioso vestido:

Cris Z. nos dijo que había puesto en espera las mangas de su cardigan y que por lo menos intentaría acabar una funda de ganchillo que estaba haciendo para su móvil:

Para terminar, os cuento que yo, Cris F., había empezado hacía un par de semanas la chaqueta Tinder, un diseño de Jared Flood.

El viernes por la tarde estuve trabajando en la espalda de la chaqueta después de haberla deshecho unos días antes porque había empleado agujas demasiado gruesas y me parecía que el tejido quedaba muy abierto. Ahora estoy utilizando agujas de 4,5 mm y de momento me va gustando. La lana es la Cascade 220 Heathers
en un color verde oscuro que en la foto no se aprecia bien.

A simple vista parece que la espalda es un poco estrecha, pero el tejido
es bastante elástico y seguro que con un buen lavado y estirado antes de unir las diferentes piezas llegaré a las medidas deseadas (al menos trato de autoconvencerme de ello):

Lo mismo al final me toca deshacer la chaqueta entera y optar por una talla mayor… espero que no, pero ya veremos.

Y así transcurrió la tarde que, como siempre, se nos hizo corta, aunque ya sabemos que el tiempo vuela y dentro de nada nos volveremos a ver. Ya sabéis que si queréis uniros a nosotras, seréis siempre bienvenidas (o bienvenidos, por supuesto). La próxima cita será el

viernes, 29 de septiembre de 2017




Lugar: Starbucks, C/Orense 26
Horario: 17.00 a 21.00 h

 



2 comentarios sobre “487.-Crónica 447ª Reunión oficial de Tejedores Madrid Knits (viernes, 22 de septiembre de 2017)

  1. Hola!!! Yo quiero ir a veros; ahora no tengo nada entre manos, porque estaba haciendo el invierno pasado un chaleco, y ando un poco perdida. Normalmente los viernes voy a clase de punto, pero aún no hemos empezado y tengo mono de punto.

    1. Hola Patricia, pues cuando quieras ya sabes donde estamos. Mientras empiezas tus clases de punto puedes tejer en compañía. Seguro que tienes algún proyecto en mente 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar